Discernimiento

Formacion

Discernir es distinguir, separar, lo bueno de lo malo para quedarnos con lo bueno. También discernimos entre cosas buenas, para quedarnos con lo mejor. Si no discernimos nos exponemos a muchos errores como tomar decisiones equivocadas o no tomar decisiones.

Si se trata de un grupo de oración, el discernimiento debe ser ejercido por varias personas, para evitar ser guiados por “iluminados”.
1Tes 5, 21 a 22 examínenlo todo y quédense con lo bueno
1Cor 14, 29 hablen los profetas y los demás juzguen

El don de discernimiento consiste en una luz interior que ilumina nuestra inteligencia, es un conocimiento dado por el Espíritu Santo, que da una certeza interior. Este don es dado gratuitamente por Dios a algunas personas y en algunas oportunidades. Es lo mismo que el don de profecía: el profeta no profetiza cada vez que abre la boca sino cuando es inspirado por el Espíritu Santo.

1Co 12, 9-11 unos reciben del Espíritu capacidad para distinguir espíritus falsos del verdadero Espíritu.

El discernimiento ordinario, que es el que todos debemos desarrollar, se va logrando progresivamente, a medida que lo vamos ejercitando. Todos estamos llamados a discernir en nuestra vida diaria.

Discernimiento de espíritus

Es reconocer de quién ha venido una inspiración: si es del espíritu del bien, del espíritu del mal o de mi propia persona, proveniente de mi historia de vida.

a. Del Espíritu bueno son impulsos amorosos dentro de nosotros que nos da el Espíritu Santo para guiarnos. Es importante que estemos siempre abiertos a la acción de Dios dentro de nosotros. A medida que una persona se acerca a Dios, estas inspiraciones son más frecuentes.

b. Del espíritu malo o demonio es la atracción a lo que es contrario a la voluntad de Dios. El espíritu malo se muestra en la soberbia, odio, ansias de poseer, dominar, etc. La prepotencia, la violencia, la ausencia de oración, indican que nos está guiando el espíritu malo, es decir, no se dan frutos de paz, amor, bondad. “Por sus frutos los conoceréis”.

El enemigo desaparece cuando la persona resiste firmemente, con una alabanza fuerte. El enemigo se comporta como una mujer débil pero gritona quien si se encuentra con alguien firme se calla, pero si se encuentra con alguien débil, lo domina con sus gritos.

c. De nosotros mismos. Toma las debilidades propias de la persona según su historia, Al tener una inspiración conviene examinar si concuerda con mi manera de ser. Muchas veces nos daremos cuenta de que viene de Dios, porque me lleva a hacer algo que es bueno pero que no es fácil para mi.
1 Jn 4, 1 probemos los espíritus para saber si son de Dios

¿Cómo discernir?

Orar antes y durante el discernimiento. En oración presentar la situación al Señor y pedirle su luz.
Frecuentar los sacramentos para recibir la gracia del Señor, especialmente la Eucaristía y la Reconciliación.
Ser humilde. El demonio cayó por orgullo. Humildad es caminar en la verdad y en la confianza en Dios.
Jn 16,13 el Espíritu de Verdad los guiará en los caminos de la verdad.
Es necesario tranquilizarse, ponerse en presencia de Dios para que su paz nos serene. Si estamos agitados con muchas preocupaciones, no podemos percibir la acción suave del Espíritu Santo. También es necesario darse un tiempo para no tomar una decisión apresurada.
Buscar frente al Señor cuáles son las ventajas e inconvenientes de las diversas soluciones. Mis decisiones tienen que estar de acuerdo con la voluntad del Señor. Imaginar cuál solución me traería mayor paz.

Algunos criterios que nos pueden ayudar a discernir

* La conformidad con la Palabra de Dios
* La armonía con el magisterio de la Iglesia y con las directivas de sus pastores.
* No vaya en contra del cumplimiento del deber de estado.
* Las circunstancias, los acontecimientos, se den armónicamente.
* Los frutos que trae la decisión que tomamos debieran ser paz, alegría y gozo interior que permanecen aún en medio del sufrimiento.
Gal 5, 22 a 26 los frutos del Espíritu.
1 Co 14, 33 Dios es un Dios de paz
* Conocer mis inclinaciones naturales para ver si no se trata sólo de lo que yo tengo ganas de hacer. ¿Cuáles son mis motivaciones?
* Consultar a los hermanos que están en el camino del Señor.
* Ver en qué va a afectar mi decisión a otros. Lo que voy a hacer ¿va a traer frutos de paz y de amor para los demás? ¿Hay amor en esa decisión que voy a tomar?
1 Co 13, 1 a 3 sin amor ningún carisma sirve
* Ayuda ver si la inspiración interior es duradera, no esporádica.

El discernimiento se aprende discerniendo. Dejemos la actitud de comodidad de preguntarlo todo, evitándonos el esfuerzo de analizar nosotros y evitando nuestra responsabilidad personal. Debemos tomar nuestras propias decisiones, sin caer en la tentación de culpar a otros de mis actos. Eso no quita el pedir ayuda a un sacerdote, o a una persona de vida de oración profunda, cuando la necesitemos.

Fuente: rcc-chile

Anuncios

2 comentarios sobre “Discernimiento

  1. pido oracion por mi pais venezuela señor que no nos implanten un comunismo que seamos un pais libre prospero señor ayudanos tu estas viendo las injusticias señor te pido por las elecciones del 2012 para que sean unas elecciones limpias señor proteje a mi pais amen

  2. SE HAGA VIDA EN NOSOTROS EL DULCE AMOR DE DIOS …!!!!!!!!!!

Los comentarios están cerrados.