Oración de alabanza y adoración

Alabanza y Adoración

Quedamos muy agradecidos aquí en la tierra cuando la gente es buena con nosotros y nos ayuda, puesto que la gente es instrumento para la felicidad de nuestras vidas.

No deberíamos entonces empezar a darnos cuenta de cuanto le debemos a Dios, cuanto el cuida de nosotros a cada instante, manteniéndonos vivos y dandonos amor a través de los demás?

 

Motivos para orar

Reconocer la grandeza y poderío de nuestro Dios. Salmo 66:1-4 Lo más difícil para el hombre natural es reconocer que él hizo todas las cosas y por lo tanto merece que todos le adoremos y nos postremos delante de Él. Salmo 95:5-7
Es necesario Creer que Jesús es el Señor para adorarle. Juan 9:38

Tenemos que contemplar la Majestad de Dios, tenemos que alabarle por las obras de su creación, tenemos que alabarle por su Poder y Gloria, tenemos que alabarle por Su  Infinito Amor y Misericordia.  [Salmo 146]

Alabado sea Dios el Padre Todopoderoso en su supremo Poder y Voluntad, Quien por Su diseño divino mantiene el universo.

Alabado sea Jesucristo, la Palabra Eterna de Dios, que se hizo carne, por cuya palabra todo ha sido creado, Quien vino a salvarnos de la muerte.

Alabado sea Dios el Espíritu Santo, Quien sostiene el universo por el Poder de Su Amor, Quien ha venido a morar en nuestros corazones para poder hacer que conozcamos, amemos y sirvamos a Dios.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Requisito para adorar y alabar


Es de vital importancia que hayamos tenido un encuentro con Dios para poder adorar y alabar a Dios en todo tiempo y no importando las circunstancias. Lucas 24:50-53

Adorar a Dios en un profundo acto de alabanza y agradecimiento, es amarle por lo que El es, es entregarnos totalmente a El.

 

La Oración y la Alabanza Hechos 16:25.

La tortura y maltrato produce paciencia, pero cuando se entiende realmente nuestra misión en la tierra es cuando se expresan las alabanzas a Dios. No hay que olvidar que nuestro Dios ministra gozo en los momentos de prueba y lucha. Hebreos 12:2
El gozo y la expresión del mismo produce libertad. La alabanza en su momento cumbre hace mover la mano de Dios para hacer milagros. Jonás 2:9 Por medio de la alabanza podemos llegar hasta el lugar santísimo. Salmo 95:1-2

Los Serafines, la mas alta jerarquía de ángeles son también llamados los ardientes porque ellos arden continuamente con amor de Dios. En [Isaías 6:3] ellos se ven continuamente adorando a Dios y dicen : Santo, Santo, Santo es el nombre del Señor, llenos están el Cielo y la Tierra de Su Gloria.

Es como si al declarar la santidad de Dios, nosotros también nos volvemos santos.

Si colocamos nuestras manos en el agua, nos mojamos, si las ponemos en el fuego nos quemamos, si estamos en la oscuridad y venimos a la luz podemos ver. Así también cuando venimos ante la Presencia de Dios en Alabanza y Adoración, Dios refleja su Gloria sobre nuestras almas y experimentamos una Paz tremenda en nuestros corazones, sentimos el gozo de conocer que Dios está respondiendo a nuestro amor y así satisfacemos el anhelo de nuestras almas. Cuando venimos a Dios en nuestro vacío, el nos llenará abundantemente de Sus riquezas, cuando venimos a El en nuestra oscuridad, el nos bañará en Su Luz, cuando venimos a El en nuestro pecado, El nos cubrirá con Su Gracia y Misericordia. Nosotros nunca regresaremos de la Presencia de Dios con las manos vacías porque El es Amor y el Amor arde continuamente como fuego [ Hebreos 12:29] alcanzando con sus llamas de pureza y perfección.

 

La Oración de Adoración produce victorias

El Señor encuentra agrado en sus hijos que adoran al Señor en Espíritu y Verdad y esta clase de oración motiva a Dios a vencer a nuestros enemigos. Esta clase de oración es contestada a través de la obediencia y confianza. 2 Crónicas 20:12-22

La oración, la alabanza y la adoración nos conducen a la contemplación de Dios, Quien está siempre golpeando a nuestras puertas [Apocalipsis 3:20]. Existen muchas oraciones que podemos rezar, pero ningunas mas hermosas que las que vienen de nuestro propio espíritu, puesto que el Señor quiere que le adoremos en Espíritu y en Verdad [Romanos 8:26-27]. También podemos leer los Salmos y cantar canciones de alabanza al Señor.

Cuando respondemos al llamado de Dios, nuestras almas son santificadas y llenas de hermosura.

El acto mas grande de Adoración que podemos hacer es recibir a Jesús en el Sacramento de Su Presencia, la Sagrada Eucaristía. No hay ningún ofrecimiento mas grande para Dios el Padre que Su Hijo, y este es el ofrecimiento que le damos a Dios cuando recibimos a Jesús [Hebreos 13:15]. De esta manera nosotros podremos adorar su Presencia dentro de nosotros y nos volvemos tabernáculos de la Divinidad así que al vivir en Su Presencia somos santificados. También podemos adorar a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar y de esta manera anhelaremos poseerle siempre dentro de nosotros.

También adoramos a Jesús cuando meditamos Su pasión a través de la meditación de las Estaciones de la Cruz, o cuando rezamos el Santo Rosario que contiene la completa vida, pasión, muerte, resurrección y gloria de Jesús en compañía de Su Santa Madre.

 

About these ads